Seguro que lo has escuchado muchas veces. Te explicamos en este artículo por qué es importante la imagen de marca, especialmente en el mundo digital en el que vivimos.

Lo primero de todo: ¿qué es la imagen de marca?

Wikipedia dice que se puede definir como “El conjunto de representaciones mentales, tanto cognitivas como afectivas, que una persona o un grupo de personas tiene frente a una marca o una empresa».​

Simplificando: la imagen de marca es la primera impresión que los clientes tienen de nuestra empresa y con la que harán una primera valoración. Ya sabes lo que dijo Oscar Wilde: «nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión», y por eso es importante cuidar la imagen por encima de todo.

Hay que prestar atención a cada aspecto que conforma dicha imagen y hacerlo en cada una de las plataformas en las que estemos presentes: colores corporativos, decoración del espacio, estilo de comunicación… Cada detalle es vital.

¿Por qué es tan importante?

Como hemos dicho, es la primera impresión que el cliente tiene de nosotros, por lo que cuanto mejor sea esa primera impresión más fácil será conquistarle. Además, la imagen de marca nos diferencia de la competencia y nos da credibilidad y confianza, además de influir directamente en nuestro posicionamiento tanto en el mercado como en la mente del consumidor.

Pero no se trata solo de un buen logotipo y unos colores adecuados. La imagen de marca consiste en transmitir los valores de la empresa, su personalidad y la del público al que se dirige, y otros tantos aspectos que conformarán un valor emocional con el que poder conectar con ese público.

Trabajar con una marca que da importancia, valora y cuida su imagen se nota, tanto en su relación con los clientes como con proveedores, compañeros de profesión, empleados, etc.

La (buena) presencia digital

Vivimos en la era de Internet, eso está más que claro. Ahora más que nunca es importante mantener una buena presencia digital ya que es el escaparate más grande que ningún negocio ha tenido jamás, y al que miles de personas se asoman a mirar cada día esperando encontrar lo que buscan.

Hay que tener en cuenta la página web, las redes sociales, el email marketing, los productos digitales como presentaciones o ebooks, y muchos otros elementos que forman parte del espacio digital.

Por otro lado, y mucho más importante, es necesario reorientar. Hay diseños que no se han modernizado en muchos años, colores que vistos en pantalla no funcionan… y una larga lista de detalles a tener en cuenta que, en el momento en el que nos encontramos, pueden destruir por completo nuestra marca e impedir que el negocio funcione.

______

Hemos preparado una pequeña guía para que reflexiones sobre tu negocio y/o tu marca y sobre la imagen que proyecta. Puedes descargarla haciendo click aquí.

También te dejo en este enlace los diferentes trabajos que realizamos en Hi Berlin para que puedas echarles un vistazo y ver cómo podemos ayudarte a mejorar tu imagen digital y a conectar con tus clientes.

¡Esperamos haberte servido de ayuda aunque sea un poquito! 🙂

______

¿Te ha servido este artículo?
(Votos: 1 Promedio: 5)